Chi-kung-.png

CHI-KUNG

CHI KUNG

“el arte de la energía”

 

 

 

 

 

En la búsqueda de aquellas técnicas y herramientas que nos ayuden a conseguir una vida plena, en equilibrio, en paz, con alegría y satisfacción... encontramos el Chi Kung.

 

El Chi es la energía, en su concepción más amplia. Kung es la maestría en algo. Así, Chi Kung se podría traducir como la maestría en el arte de la energía.

 

El Chi Kung (o Qi Gong) tiene sus raíces en la medicina tradicional china (o taoísta). Consiste en un conjunto de técnicas milenarias que se basan en ejercicios y movimientos suaves y armónicos así como en diferentes formas de meditación, manteniendo siempre una respiración y una actitud vital muy conscientes. El Chi Kung se practica tanto de forma estática como en movimiento.

 

Los aspectos más importantes que vamos desarrollando en la práctica del Chi Kung son nuestro cuerpo, nuestra mente, nuestras emociones y nuestra consciencia. Estas cuatro cosas están estrechamente relacionadas entre sí, y es el equilibrio en cada una de ellas lo que nos va a permitir vivir una vida más tranquila, más plena, más serena, con salud, vitalidad, alegría, satisfacción y paz.

 

En la práctica del Chi Kung serán siempre muy importantes la calma, la respiración y la postura correcta. La calma es lo primero que buscamos siempre en cualquier practica de Chi Kung. Es la palabra que más se oye en una clase. La respiración suave, profunda, sosegada, delicada y poderosa, estará también siempre presente en cualquier ejercicio, es el motor de los cambios que se vayan produciendo. Y por último, la postura correcta que abarca una manera de ser y de estar en la vida, desde lo más físico hasta lo más espiritual, conectados siempre al cielo (yan) y la tierra (yin).

Todas estas cualidades son las que intentaremos trasladar a nuestras vidas corrientes y desplegar en el desarrollo de nuestras realidades personales, más allá del ámbito de las clases.

 

La práctica del Chi Kung es aconsejable para casi cualquier persona, no requiere ninguna preparación previa o especial, observándose los efectos de su practica en un periodo de tiempo muy corto.

 

 

 

El Chi Kung no son solo un conjunto de técnicas que podemos practicar, es una forma de entender y vivir la vida que se va desplegando en nuestra realidad y abarca a multitud de cosas como hábitos de vida, alimentación, cuidado físico, mental y emocional, sexualidad, conexión con los diferentes movimientos energéticos y sus realidades (marcados por las estaciones del año), los cambios de luz, la climatología...

 

Así, nuestro organismo necesita ir cambiando para adaptarse y mantener su equilibrio en cada diferente momento del año, y en los diferentes momentos de nuestras vidas, el Chi Kung nos proporciona unas excelentes herramientas para ello.

 

 

 

A efectos prácticos de las clases:

-suelen durar sobre los 90 m., algo menos si son principiantes

-ningún requisito de conocimientos/prácticas anteriores

-en caso de alguna circunstancia de salud importante física o mental, consultarlo al instructor

-ropa cómoda

-55€ al mes

-practicas generales (se practican todo el año, elemento tierra)

-practicas propias del momento (en cada estación)

-explicaciones y teoría

-ambiente relajado, tranquilo, divertido, cada uno a su ritmo y según sus posibilidades